Parque Nacional El Leoncito

Mientras el celeste inmaculado se perpetúa en una luz que parece inabarcable y las noches multiplican sus estrellas, el parque nacional El Leoncito trabaja calladamente para asegurar la protección de un ambiente natural único.
La extraordinaria geografía cuyana y uno de los mejores cielos de la Argentina se dan la mano para sorprender al visitante en un circuito turístico para el asombro.

Proteger el suelo para cuidar el cielo

A solo 35 kilómetros del pintoresco pueblito de Barreal, la sombra de añosas alamedas y el rumor del agua en las acequias reciben al visitante que llega en busca de un cielo prometido. Entre los cerros, dos observatorios astronómicos reconocidos mundialmente (Cesco y Casleo) abren sus puertas para contar los secretos del universo.

Ellos dependen del cielo para justificar su existencia y el cielo depende de la protección del parque nacional El Leoncito para asegurar su diáfano orgullo, libre de contaminación, polvo y luces impropias.
  • Entre los cerros, observatorios astronómicos

    Entre los cerros, observatorios astronómicos

  • Libre de contaminación, polvo y luces impropias.

    Libre de contaminación, polvo y luces impropias.

  • Centenarios álamos y sauces

    Centenarios álamos y sauces

  • La aridez extrema, la gran amplitud térmica

    La aridez extrema, la gran amplitud térmica

  • Saber de dónde venimos...

    Saber de dónde venimos...

  • Vestigios

    Vestigios

  • El guardián del cielo cuyano

    El guardián del cielo cuyano

En un rinconcito de privilegio, saben que el guardián del cielo protege los suelos de la erosión producto del sobrepastoreo o las actividades humanas negativas, orienta las conductas del visitante y ofrece servicios que garantizan no solo el cuidado del ambiente, sino también la seguridad y el disfrute de todos aquellos que visitan el área.

El parque nacional El Leoncito es una suma de historias que nutren su propia historia. Sus casi 90.000 hectáreas fueron tierras pertenecientes a la estancia homónima; un emprendimiento agrícola ganadero de altura que fue testigo de la historia regional.

Aún pueden verse, envueltas en centenarios álamos y sauces, las antiguas construcciones de adobe, entre cuyas paredes el imaginario popular sitúa al general San Martín planificando el cruce de los Andes. La documentación histórica respalda la gestión de Sarmiento en la región.

Más atrás en el tiempo, los grabados rupestres duermen su silencio de siglos entre los postes del telégrafo que, allá por los últimos años del siglo XIX, comunicaba Calingasta con la capital provincial.

La aridez extrema, la gran amplitud térmica, las escasas precipitaciones y la alta exposición solar generan condiciones difíciles para la supervivencia de los seres vivos, pero la notable diversidad de vida que esconde el parque le otorga valor de conservación.

En ese marco, los atractivos paisajísticos del parque nacional El Leoncito aportan su visión terrenal a la cosmogonía astral de los observatorios. Ambas instituciones engloban un ambiente pleno de sensaciones que pone a prueba la capacidad de asombro del visitante. Una de las mejores opciones turísticas de la provincia.

¿Por qué miramos el cielo?

La astronomía es una de las ciencias más antiguas de la humanidad. Hoy observamos el cielo por diversos motivos: científicos, religiosos, incluso supersticiosos. Saber de dónde venimos, si estamos solos o hacia dónde vamos en la expansión del universo es una necesidad de la humanidad, reconocernos en nuestra propia fragilidad y comprender la necesidad de cuidarlo y protegerlo.

Para visitar los Observatorios

Observatorio Casleo:
02648-441088
www.casleo.gov.ar
Horario de visitas: de 10 a 12 y de 15 a 17:30 hs.
Turismo nocturno solo con reservas. Para ello comunicarse con oficinas del Casleo en San Juan, a los teléfonos 0264-4213653/83.

Observatorio Cesco:
02648-441087
centrohugomira@yahoo.com.ar
Horario de visitas: de 10 a 12 y de 16 a 18 hs.
Turismo nocturno por orden de llegada, a partir de las 20 hs.
Los horarios y modalidades de visitas diurnas y nocturnas de ambos observatorios pueden presentar modificaciones por cuestiones de estación o logísticas, por lo que se sugiere consultar con anticipación.
Leer paseo completo... Ricardo Druck / Ricardo Druck

Datos Útiles

Cómo llegar: Desde la ciudad de San Juan, por la runa nacional 40 hasta Talacasto, RP 436 y RP 12 hasta Calingasta/Barreal, y RP 412 hasta el acceso al parque. Desde Mendoza, por RN 7 hasta Uspallata, y de allí RP 39 hasta el acceso al parque. El transporte público solo existe desde la capital sanjuanina hasta Barreal. Desde Barreal al parque nacional no hay transporte público, por lo que para arribar se puede alquilar un auto, contratar un remise o recurrir a una agencia de turismo.

Para tener en cuenta: El parque nacional El Leoncito no cuenta con alternativas de alojamientos turísticos ni gastronómicos. Abierto todo el año, en el parque existe un área de acampe libre con mesas, parrilleros, quincho y sanitarios con agua caliente. Se pueden recorrer circuitos de trekking de tres horas de duración hasta senderos breves que permiten acceder a una particular cascada en medio del desierto. La oferta de servicios turísticos se complementa con miradores con cartelería informativa y áreas de descanso.

Ubicación

Contacto

Parque Nacional El Leoncito
Cordillera de Ansilta s/n, (5400) , San Juan, San Juan
Tel: +54 2648-441240
E-mail


Welcome Argentina - Paseos en San Juan

© 2003-2016 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723