Su viaje por Argentina comienza aquí.
Temáticos

Parques Nacionales de Argentina

Maravillas Naturales

Texto: Karina Jozami
Parques Nacionales, maravillas naturales

A través del tiempo y de la historia de nuestro país, hemos sabido reconocer en su extensa geografía la prodigalidad de sus tierras. Su diversidad biológica y cultural constituye el patrimonio de toda la sociedad. Pero hubo grandes hombres visionarios que más allá de contemplar y conocer las maravillas naturales de nuestro territorio, procuraron preservarlo como legítimo legado para las generaciones futuras.
Francisco Pascasio Moreno, explorador, estadista y científico, fue uno de los artífices principales y pionero en América. El perito Moreno reunió la información científica y las comprobaciones geográficas en el área patagónica, que permitieron, en 1902, resolver los conflictos limítrofes con Chile y afianzar la soberanía argentina sobre un territorio de 40.000 km ². Por su contribución, el gobierno le otorgó la posesión de tierras en el sur. Sin embargo, su espíritu lo llevó en 1903 a cederlas a la Nación "para el mejor provecho de las generaciones presentes y de las venideras". En la carta de donación, enfatizaba: "vengo a solicitar la ubicación de un área de tres leguas cuadradas con el fin de que sea conservada como parque público. Al hacer esta donación emito el deseo de que la fisonomía actual del perímetro que abarca no sea alterada y que no se hagan más obras que aquellas que faciliten comodidades para la vida del visitante".

Así, en 1922 se crea el Parque Nacional del Sur y en 1934, junto al Servicio de Parques Nacionales nacen los Parques de Iguazú y Nahuel Huapi, este último emplazado sobre la base del originario Parque Nacional del Sur. El gesto del perito F. Moreno permitió que la Argentina se convirtiera en el tercer país de América en poseer un Parque Nacional.
En la actualidad, la Administración de Parques Nacionales es el organismo gubernamental a cargo de las áreas naturales protegidas. En materia de conservación y administración de estas áreas, tanto las provincias como la nación supieron complementar esfuerzos. Prueba de ello es la creación de los Parques Nacionales Campo de Los Alisos en 1995, Los Cardones y Quebrada del Condorito en 1996, Talampaya en 1997, San Guillermo en 1999, Mburucuyá y Copo en 1998, además de los que están en proceso de ser creados.

Entre los objetivos que persigue la gestión de Parques Nacionales no sólo figura el de garantizar la conservación del patrimonio natural, sino también el de irradiar prácticas de manejo sustentable y el de presentar un atractivo turístico nacional e internacional, además de brindar servicios ambientales directos e indirectos de incalculable valor al conjunto de la sociedad. Las metas se definen en torno a la conservación de la biodiversidad, el resguardo del hábitat de especies en peligro, la preservación de la diversidad cultural, la protección de los yacimientos paleontológicos y arqueológicos, y la promoción de la educación y la investigación.

Los Espacios Naturales Protegidos no son considerados como "islas de conservación" sino como una parte dentro del contexto regional. De no existir, estos ambientes serían probablemente abandonados a las leyes del mercado y a la mayor o menor conciencia "ecológica" de los agentes políticos y económicos, sufrirían el deterioro constante y la pérdida progresiva de sus recursos naturales y culturales. Dentro de estos espacios, el paisaje natural es uno de sus principales valores y se organiza bajo criterios de recreación y turismo, convirtiéndose en modelo sobre la forma de integrar el uso público a las estrategias de conservación in-situ.

Parques Nacionales y recursos culturales

Patrimonio cultural

Los recursos culturales dentro de los Parques Nacionales son considerados tan importantes como los bienes y las riquezas naturales, porque de ellos depende la diversidad cultural de la sociedad. Asimismo, poseen información sobre los procesos históricos, sociales y económicos que modificaron la configuración de nuestro ambiente y del manejo actual de los ecosistemas.
La identidad de una sociedad se sustenta en la herencia cultural y por esta razón todas las actividades en las áreas protegidas están dirigidas a visualizar diversas formas de la relación del hombre con su ambiente en el pasado y su proyección en el presente.

Tanto la selva como la pampa, el monte, la estepa y la puna encierran muestras de anteriores presencias humanas: desde sitios con arte rupestre de 10 mil años de antigüedad hasta puestos de estancia de principios del siglo XX.
A través de la educación, la investigación y conservación, el turismo y la participación de las diferentes comunidades, el objetivo que persiguen las áreas protegidas se centra en contribuir a mejorar la calidad de vida de las poblaciones y sus ecosistemas, comprendiendo el uso racional y participativo de los recursos culturales.

Actualmente, el Sistema Nacional de áreas Protegidas conserva en su jurisdicción cuatro especies animales declaradas Monumentos Naturales y 33 áreas, con una superficie total protegida de 3.584.414 has. distribuidas en la mayoría de las provincias argentinas, con un régimen reglamentario completo y único para todas las unidades de conservación. Para el año 2010, el Sistema alcanzará cerca del 5% de la superficie del territorio nacional.

De acuerdo a los grados de control y conservación, la Administración de Parques Nacionales ha clasificado las áreas protegidas en:
  Conservación de ecosistemas y turismo: generalmente se les conoce bajo la denominación de Parques Nacionales.
  Conservación de características naturales: conservación de características naturales específicas. También reciben el nombre de monumentos naturales.
  Conservación a través de manejo activo: áreas protegidas administradas principalmente para la conservación mediante la intervención y manejo. Pueden conocerse como áreas de manejo de hábitat y especies.
  Conservación de paisajes terrestres y marinos y recreación: suelen recibir el nombre de paisaje terrestre o marino protegido.
  Utilización sostenible de ecosistemas naturales: usualmente llamadas áreas protegidas con recursos manejados.

Más de un millón y medio de personas visitan los distintos Parques Nacionales diseminados por toda la Argentina. Te invitamos a sumarte al recorrido para descubrir y conocer los fascinantes reservorios naturales y culturales de nuestro país.

Para tener en cuenta

Generalmente, en las áreas nacionales protegidas existen carteles informativos que hacen referencia a los distintos paseos y servicios a disposición de los visitantes, como también las normas de conducta que deben seguirse para preservar el entorno natural.
Siempre es recomendable acercarse al guardaparque para conocer e interpretar mejor los ambientes y sus pautas de conservación.
Para requerir información sobre el acceso y las visitas a los Parques Nacionales, puede enviar un e-mail a: informes@apn.gov.ar.


 
Welcome Argentina - Parques Nacionales en Argentina
© 2003-2014 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723

Quiénes somos | Contacto | Prensa y publicidad | Términos y condiciones
Interpatagonia S.A.
Compartir en Twitter Siga Welcome Argentina en Twitter
Compartir en facebook Welcome Argentina en facebook: Me gusta
Suscríbase a nuestro canal de YouTube Videos de Welcome Argentina en YouTube
Síganos en Google+